En la Onda CUC

Nota Editorial

SER MEDIOCRE NO ES LA OPCIÓN, APOSTEMOS A LA EXCELENCIA por Jose Ascanio / Estudiante de Trabajo Social

Escrito por Enlaondacuc 09-07-2015 en Nota Editorial. Comentarios (0)

El día sábado 4 de julio del presente año, nuestra casa de estudio fue lugar para la conferencia que dictara el Ing.  Jesús Montes sobre “las 15 claves para ser un profesional de excelencia”  un tema de gran interés y  sumamente importante debido en el tiempo que nos encontramos, nuestra sociedad espera con ansias profesionales comprometido a innovar  y habilitados para desempeñarse con eficiencia tanto en el terreno teórico como práctico.

  Asimismo el conferencista hace referencia a dos términos como “la excelencia vs mediocridad” en el cual me voy a enfocar hacia la mediocridad debido que es un contrariedad más común entre nosotros los humanos que desgasta cada día a nuestra sociedad. Esta es parte de nuestra vida diaria y tal aparece que nos hemos acostumbrado tanto a ella, que la vemos como normal en nuestras acciones diarias. El término de “mediocridad”, nos lleva a la confusión por tratarse de una posición “media”, o a; tirar a lo malo, pero verdaderamente de lo que se relaciona cuando hablamos de “mediocridad”, tal como lo concebimos en nuestro lenguaje común, se trata más bien de un juicio despectivo. En mis años de experiencia como estudiante universitario y en la observación permanente de la mayoría de los estudiantes que estudian a mí alrededor me permitió poder definir de una manera más directa y objetiva lo que representa la “mediocridad”, es todo aquello que manifiesta a un esfuerzo menor del que la persona está capacitada para ejercer. “Ser lo menos bueno, pudiendo ser mejor” que conlleva como consecuencia a la indiferencia, la pereza, esa voluntad débil, en pocas palabras poco interés de crecimiento, y con objetivos y metas limitadas, cuando habría potencial para la más altas; es cumplir con lo necesario, olvidando dar un paso mas allá, es la satisfacerse de pasar alguna materia con la nota mínima, es el desánimo hacia el camino de la excelencia, esa pobreza que existe y poquedad de ánimo. Entonces comprendiendo esto, Mediocre es: quien no pudo ir más lejos, pero se contentó con perseverar  en el límite fácil de lo requerido. Cierto es que no es el fracaso total, pero es en cierto modo peor que éste, porque mantiene al ser humano en la cuerda floja, presa fácil de todas las debilidades.

  Algo que no podría dejar de pasar es; que vivimos en una sociedad en crisis de valores, respecto y sobre todo amor al prójimo; y es por ello que cada día, como estudiantes debemos apostar  por la excelencia, por ese fortalecimiento de las facultades intelectuales, actitudinales y ese pensamiento reflexivo y crítico con la finalidad de crecer, madurar a nivel superior y desempeñarnos de manera eficiente en cualquier espacio en que nos encontremos.

  Dicho esto, las claves más interesantes para llegar a la excelencia el conferencista Jesús Montes  menciono; que lo primordial es tener un “plan de vida”, que no es más que una visión de lo que deseamos lograr, y preguntándonos en que queremos convertirnos y porque, Seguidamente debe existir un compromiso con animo a realizar con lo que deseas lograr y añadiendo pasión, dedicación y efectivamente con optimismo lograremos triunfar en la vida lo que sin duda alguna nos permitirá alcanzar el éxito y ser un profesional de excelencia.


UNIVERSIDAD LATINOAMERICANA PÚBLICA por: Soc. William Hernandez

Escrito por Enlaondacuc 22-06-2015 en Nota Editorial. Comentarios (0)

La universidad latinoamericana ha transcurrido por un proceso de mutación, transformación y reacomodo en razón del modelo social que ha imperado en su seno. Es así que luego de contar con universidades al servicio de los actores dominantes en el seno de la sociedad colonial, que recibía exclusivamente a los sectores dominantes vinculados a los dueños de la tierra, con contenidos vinculados al objetivo del centro de dominación en ese momento o a la actividad comercial con la corona española, se transcurre  a una universidad vinculada a la modernidad, a la industrialización y al servicio de los centros hegemónicos.

En Venezuela en particular, los últimos cien años de explotación petrolera han marcado el carácter, la forma, su ubicación geográfica y los contenidos de la Universidad. El patrón del modelo de desarrollo extractivista surtidor de las materias primas necesarias para el impulso del modelo de desarrollo y los patrones de consumo, de los centros hegemónicos mundiales, ubicando las principales empresas y servicios en el eje centro-norte-costero, arrastro así mismo, a las universidades a privilegiar su ubicación en este mismo eje.

Ese principio de privilegiar su inserción espacial ha funcionado como elemento excluyente de  contingentes poblacionales concentrados en el  sur del país quienes al enfrentar la movilidad de relocalización en el espacio nacional, les resulta extremadamente contraproducente económica y familiarmente.

Otro aspecto brevemente a destacar en el análisis de nuestra Universidad, que nos permita acercarnos a su comprensión, es el relativo al carácter mismo de la  universidad. La universidad latinoamericana y la venezolana no se escapan de ello, nació y se desarrollo como espacio para acoger primordialmente, a los grupos y clases sociales vinculadas al control del aparato económico, militar y político de la sociedad venezolana. Es así como para el periodista Eleazar D. Rangel, en su columna Los domingos de Díaz Rangel del pasado 13 de junio, señala, “en los 20 años transcurridos entre 1981 y el año 2000, se ha producido un proceso regresivo en el cual los círculos minoritarios y privilegiados de nuestra sociedad (estratos I y II) han incrementado sustancialmente su participación… en la matrícula universitaria financiada por el Estado venezolano…", en detrimento de las capas sociales en situación de pobreza relativa y pobreza crítica. Esto  lo podemos extender a lo largo de nuestra historia republicana.

Por ello debemos defender un nuevo sistema de ingreso al sistema de educación universitaria para romper definitivamente con uno de las formas de dominación que ha utilizado la burguesía a lo largo de mas de 300 años, el acceso a la educación universitaria de los sectores populares.


LA SOLIDARIDAD ESTUDIANTIL Y LA VIDA UNIVERSITARIA por Prof. William Hernandez (Jefe UDBE-CUC)

Escrito por Enlaondacuc 03-06-2015 en Nota Editorial. Comentarios (0)

      Profesor. William Hernandez 

En los últimos 10 años en Venezuela se ha invertido más en educación universitaria que en los pasados 60 años. Esto ha provocado el incremento exponencial en la cantidad de estudiantes en el sistema educativo universitario. Pasar de 600 mil estudiantes a casi 3 millones son cifras que muestran el compromiso cumplido emanado del mandato de la Constitución.

Luego de esta espectacular hazaña debemos empeñarnos en mantener a esa población en sus estudios. Para ello se requieren varias cosas pero entre ellas; mantener el ritmo de la inversión en comedores con cada vez mayor calidad, en transporte que cubra las rutas mas demandadas, en bibliotecas que apoyen la labor de investigación del estudiante, en instrumentos virtuales donde se puedan acceder a fuentes de información de manera instantánea, en apoyos socioeconómicos a la población mas necesitada que deben ser incrementadas progresivamente para cubrir necesidades prioritarias de la población estudiantil.  Aunado a ello, deben existir espacios para el estudio que inviten a la solidaridad, el confort y al mantenimiento de la paz por medio del desarrollo de la cultura y el deporte como elemento estratégico en la formación.

Estas conquistas que son de la sociedad estudiantil venezolana deben ser defendidas hoy, mañana y siempre. Existen varias formas de defensa de esas conquistas. Una de ellas es estudiando y rindiendo adecuadamente en los estudios, destacándose en sus compromisos y actuando de manera ejemplar ante sus compañeros y compañeras. También, otra forma de garantizar el mantenimiento y la profundización de estos beneficios, es participando activamente en la organización de actividades vinculadas a los intereses de los distintos sectores estudiantiles.

Los beneficios como becas, ayudantia, tabletas electrónicas, comedores y todo los demás no son dadivas de un gobierno oportunistas. Es la inversión que realiza el Estado venezolano y la sociedad en general en formar a sus jóvenes. Los jóvenes deben retribuir en estudio, trabajo, organización y lucha a su Alma Mater…

¡…que vivan los estudiantes¡

Que viva la organización estudiantil

Que viva la Misión Alma Mater

Viva el CUC